Comunicado de la Asociación Chilena de Dermatología Veterinaria

A continuación compartimos comunicado de la directiva de ACHIDEV, respecto a supuestas reacciones adversas que podría ocasionar la implantación de un microchip en perros y gatos.

En el marco de la Ley 21.020 sobre Tenencia Responsable de Animales de Compañía, existe cierta desinformación con respecto a supuestas reacciones adversas que podría ocasionar la implantación de un microchip en perros y gatos.

Con respecto a este tema, la directiva de ACHIDEV quisiera informar que:

- Un microchip es un aparato de aproximadamente 12 mm de largo y 2 mm de diámetro (tamaño equivalente a un grano de arroz) que se implanta en el tejido subcutáneo de las mascotas utilizando una aguja especial. No tienen batería, están sellados con vidrio biocompatible o con un polímero especial y están cubiertos por una vaina para prevenir la migración. La implantación del microchip es prácticamente indolora, siendo similar a una vacuna. El microchip se activa por una señal de radiofrecuencia de bajo poder emitida por un scanner (lector) y así transmite la información almacenada que es un número de identificación único.

- La reacción adversa comúnmente asociada al implante de microchip es la migración de éste, sobre todo a las zonas del hombro y del codo. En un estudio publicado en el año 2010, se pudo observar que de 478 gatos a los que se les implantó microchip, solo 3 gatos presentaron migración de éste, porcentaje que corresponde solamente a un 0,6%. Cabe destacar que la migración del microchip no genera molestia en el animal y en dicho estudio el único inconveniente fue que en uno de los gatos en que hubo migración el microchip falló en transmitir la información.

- En cuanto a la probabilidad de que el microchip genere predisposición a desarrollar cáncer (fibrosarcoma), debemos aclarar que el riesgo de formación de tumores inducido por cuerpo extraño se ve afectado, entre otros motivos, por la especie y por el tamaño del microchip. Los estudios que han obtenido correlación entre microchip y formación de tumores se han realizado en ratas y ratones de laboratorio usados para la investigación de carcinógenos (sustancias que producen cáncer), por lo que es probable que el desarrollo de los tumores podría deberse a estas sustancias. Además, los ratones y las ratas son más susceptibles que otras especies de desarrollar este tipo de tumores, por lo que es incorrecto extrapolar estas altas incidencias de tumores asociados a microchip a otras especies. En cuanto al tamaño, los cuerpos extraños de gran superficie se asocian a mayor riesgo de desarrollar un tumor; un microchip es de gran tamaño en la superficie corporal de un ratón de laboratorio, pero no en la superficie corporal de un perro o de un gato.

- Específicamente en las mascotas, el primer reporte del desarrollo de un tumor (liposarcoma) asociado a microchip fue en el año 2004, en un perro de II años de edad. En el año 2008 se reportó un fibrosarcoma adyacente al microchip en un gato de 14 años, sin embargo, el microchip estaba adyacente al tumor, no dentro de él y el gato había recibido numerosas vacunas en ese mismo sitio. Al realizar la biopsia del tumor no se observó reacción del tejido alrededor del microchip, por lo que probablemente la proximidad del microchip al tumor fue coincidencia. En el año 2011 también se reportó un fibrosarcoma asociado a microchip en un gato de 9 años que nunca había recibido vacunas en ese sitio, lo que sugiere que el tumor se desarrolló por la presencia del microchip. En cuanto a estudios realizados a mayor escala, durante un seguimiento de 13 años en el Reino Unido en el que 3.7 millones de mascotas fueron implantadas con microchip, fueron reportados solamente 2 tumores (lo que corresponde a un 0,00005% de los casos); en 2 hospitales de atención exclusiva de gatos en Canadá, en los cuales se ha implantado microchip por más de 20 años, nunca se ha reportado la formación de un tumor asociado. Podemos concluir entonces que la presentación de tumores asociados a implantación de microchip es baja.

- Se han publicado estudios en los que se ha observado que aproximadamente 3/4 de los gatos y perros perdidos han sido localizados debido a la presencia del microchip.

- Los beneficios de implantar un microchip (identificación permanente, inalterable y poco dolorosa) son muy superiores a los potenciales riesgos para la salud, por lo que la directiva de ACHIDEV recomienda su uso como método de identificación para perros y gatos en el Registro Nacional de Mascotas, idealmente en conjunto con una placa de identificación externa que contenga el teléfono de contacto de los dueños.

 

Sonia Anticevic Cáceres
Presidenta ACHIDEV

Segunda reunión Conjunta de la Sociedad de Patología Clínica Animal y de la Sociedad de Patología Veterinaria
Agenda

Segunda reunión Conjunta de la Sociedad de Patología Clínica Animal y de la Sociedad de Patología Veterinaria

29 - 30 de junio y 1 de julio de 2019
Hotel Gran Pacífico, Urmeneta 719, Puerto Montt