Colmevet expulsa a Sergio Rosende Ollarzú por graves violaciones al Código de Ética Profesional y a los Derechos Humanos

El Colegio Médico Veterinario de Chile – Colmevet, ha decidido expulsar de sus filas al médico veterinario Sergio Rosende Ollarzú, por violaciones a los principios irrenunciables contemplados en el Código de Ética del ejercicio profesional de la medicina veterinaria y a los principios fundamentales de respeto a la vida.

Con fecha 13 de agosto de 2019, el Consejo Metropolitano de Colmevet, en sintonía con la recomendación emanada desde su Comité de Ética, ha tomado la decisión de aplicar la máxima sanción y expulsar al médico veterinario Sergio Rosende Ollarzú de la Institución. La determinación se toma luego del término de la investigación ética y de la recopilación de una serie de antecedentes que demuestran un accionar que transgrede el código deontológico de Colmevet en varios de sus artículos.

El profesional fue condenado en primera instancia el año 2017 por el ministro en visita Alejandro Madrid, a 20 años de presidio por el homicidio calificado de dos reos en 1981 y el homicidio calificado frustrado de otros cinco detenidos de la ex cárcel pública, contexto en el cual utilizó sus conocimientos profesionales para producir patógenos letales. Adicionalmente, durante la investigación ética desarrollada por Colmevet, el denunciado reconoció en sus descargos haber colaborado y aconsejado a personal de la DINE a utilizar medios bacteriológicos en caso de conflicto bélico, además de haber trabajado con Anthrax y la cepa Clostridium botulinum.

“El Colegio Médico Veterinario, como garante de la ética de nuestra profesión en Chile, no puede permitir que estas situaciones queden en impunidad y que este tipo de conductas de máxima gravedad, pasen desapercibidas. La expulsión de Rosende Ollarzú es nuestra obligación, pues se aleja diametralmente de todos los valores que como institución buscamos promover”, señaló Felipe Bravo, presidente de Colmevet.

Puedes revisar la sentencia completa aquí

 

Los artículos del Código de Ética Profesional del Médico Veterinario, infringidos gravemente por el imputado:

Artículo 8°: “El Médico Veterinario en su accionar profesional deberá mantener siempre una actitud digna y honorable, propias de la profesión, con profundo sentido moral de manera que ponga su trabajo al servicio de la sociedad e impulse su progreso y bienestar.”

Artículo 9°: “Todo Médico Veterinario debe denunciar al Colegio y si además fuere pertinente a los Tribunales de Justicia, a todo colega que proceda deshonestamente y constituya así un peligro para la comunidad y la Medicina Veterinaria, sin perjuicio a lo expresado en el Artículo 6.”

Artículo 34°: “El Médico Veterinario no debe someter su conducta ética profesional a subordinación jerárquica, económica, social, religiosa, doctrinaria, racial o de cualquier índole.”

Artículo 43º: “Constituirá una falta grave a la ética profesional, aceptar o participar en procesos que involucren riesgo para la población humana, animal o para el medio ambiente, por el simple hecho de recibir una retribución económica, política, material o por mantener su estabilidad laboral.”

Artículo 56º: “Le estará prohibido al Médico Veterinario dirigir o participar en actividades de generación, producción y comercialización de productos biológicos o químicos, destinados al uso bélico o similar.”